Buscar
Close this search box.
¿cómo llegó el fracking a colombia?

¿Cómo llegó el fracking a Colombia?

El Fracking o fraccionamiento hidráulico es una forma de explotación de hidrocarburos en la que una mezcla de agua, arena y productos químicos es inyectada al subsuelo a alta presión con el fin de fracturar la tierra y liberar los hidrocarburos en forma de gas que están en los esquistos que son la parte más profunda de este subsuelo.

Esta práctica ha sido polémica por sus supuestos impactos en la salud humana que podría ser causantes por la emisión de los gases que emana, que son iguales a los que se producen cuando se enciende una estufa casera a gas.

Aunque los defensores de esta actividad han dicho que estos son mitos, el Servicio Geológico de Estados Unidos, donde más de 15 millones de personas viven a menos de un kilómetro de un lugar donde se hace fracking, encontró que el número de temblores ha pasado de 20 a 100 desde octubre de 2013 en estados como Oklahoma y Ohio debido a la reinyección del agua no reciclable en la tierra que se hace en esta actividad, temblores claro está no por encima de los niveles de poner en riesgo a las personas.

Según Emily Brodsky, física especializada en terremotos de la Universidad de Santacruz en California, la rapidez como la que el agua se introduce en los procesos de fracking es lo que estaría causando estos micro temblores y la sensación no es mayor al movimiento del paso de un camión.

La situación en Colombia con el fracking hace 8 años

En 2012, cuando Juan Gabriel Uribe ministro de Medio Ambiente y la Contraloría emitió una advertencia para Minambiente y la Anla sobre los riesgos ambientales de este tipo de explotación. Aparte de enumerar estos riesgos, el ente regulador solicitaba, por encima de todo, que si llegaba a aprobarse esta práctica en el país se hiciera siempre teniendo en cuenta el medio ambiente y sus necesidades.

Por sus efectos nocivos para el ambiente y la salud de los seres humanos esta actividad ya recibió una sanción en Estados Unidos que hizo que una petrolera tuviera que pagarle a una familia, los Parr en Texas. Así mismo, Francia prohibió el fracking del todo, Australia está en moratoria y República Checa y Bulgaria suspendieron las actividades de explotación mientras evalúan los impactos que estas puedan causar. Lo grave es que el tema no da para esperas.

Según el Ministerio de Minas y Energía no hay peligro de que esto suceda en Colombia gracias a la reglamentación que expidió en marzo de 2014 para la explotación de yacimientos no convencionales. Así lo afirmo el exministro de Minas y Energía, “El #fracking en Colombia es el resultado del trabajo coordinado del Gobierno de @JuanManSantos, donde partió del conocimiento internacional para lograr un reglamento técnico con altos estándares de calidad y protección del medio ambiente” Amylkar Acosta,. A pesar de esto, la reglamentación no establece medidas claras para cuidar las aguas ni para asegurar que la explotación se hará lejos de comunidades que puedan, como la familia Parr en Texas, presentar efectos secundarios de salud.

En la Ronda Colombia 2014, que ofreció un total de 98 bloques para explotación de hidrocarburos, 19 fueron ofrecidos para hacer fracking de petróleo y gas de esquistos o lutitas.

En este evento el viceministro de minas y energía, Orlando Cabrales, afirmó que el “sector de hidrocarburos debe seguir apalancando el desarrollo del país”. Como fruto de esta ronda el lunes 11 de agosto se sabrá cuáles son las empresas a las que serán adjudicados estos bloques para usar esta técnica. Esto sin que siquiera exista todavía una política pública sólida que asegure que la explotación se hará sosteniblemente.

Segun explicó Javier Sabogal, steward de la WWF en temas políticos en Colombia, en su blog «Tío Conejo» escrito para Lasilla Vacía en mayo de este año, » la principal preocupación no está relacionada con la cantidad de agua que se usa con esta práctica sino con el agua residual, es decir la que sale del proceso, que contiene contaminantes peligrosos. Un estudio, por ejemplo, de la Universidad de Texas encontró altos niveles de arsénico en aguas subterráneas cercanos a proyectos de fraccionamiento hidráulico, otro de la Universidad de Duke encontró altos niveles de radioactividad y salinidad cerca a un sitio de vertimientos de un proyecto de shale gas en Pensilvania, y un reporte del New York Times señaló que la gran mayoría de las plantas de tratamiento de residuos no pueden remover los materiales radioactivos para cumplir las regulaciones federales de agua potable, entre otros».

Lo que esto deja claro es que, si bien tenemos algunos avances en materia ambiental, no estamos listos para exponer las cuencas de agua a una presión como la del fracking. Por ahora los bloques se entregarán a pesar de que varios ambientalistas y ong han pedido al gobierno que instaure una moratoria igual a la de Australia mientras se termina de elaborar la debida reglamentación para esta actividad.

¿Por qué se sigue haciendo fracking?

El diario The Independent publicó marzo de 2014 un artículo donde mostraba que esta técnica estaba logrando que Estados Unidos produjera más barriles de petróleo que Arabia Saudita, mayor productor de petróleo en el mundo. Así mismo, reportó que la producción de gas se había aumentado a un ritmo tan acelerado que, de seguir así, podría dejar de depender de Rusia para abastecerse.

Así, esta actividad no solo genera un bien económico evidente, sino que podría incluso llegar a alterar el orden geopolítico del mundo.

Add Your Heading Text Here
Add Your Heading Text Here
Add Your Heading Text Here
Add Your Heading Text Here
Públicidad
Banner wiki guía petróleo y gas

Suscribete a nuestro newsletter

Recibe nuestras actualizaciones de información y reportes especializados directamente a su buzón de correo.