Buscar
Close this search box.
Tus compras
La industria del petróleo de esquisto de colombia es cada vez menos atractiva para los inversores

La industria del petróleo de esquisto de Colombia es cada vez menos atractiva para los inversores

La falta de grandes descubrimientos de petróleo y las escasas reservas probadas de 2 mil millones de barriles llevaron a Colombia a considerar la fracturación hidráulica.como un medio para asegurar el futuro de su sector de hidrocarburos económicamente crucial.
Si bien se cree que el país andino posee un potencial considerable de petróleo no convencional, el fracking está atrayendo una oposición considerable de una amplia muestra representativa de la sociedad colombiana.
Esa oposición, junto con una considerable incertidumbre sobre si el gobierno nacional puede regular efectivamente la controvertida técnica, llevó al máximo tribunal administrativo de Colombia, el Consejo de Estado, a imponer una moratoria al fracking en 2018.
Esta decisión se tomó de forma cautelar y el órgano judicial encontró que la propuesta La regulación no contemplaba completamente los impactos ambientales y comunitarios de permitir el fracking en Colombia.

Si bien eso anuló efectivamente las ambiciones de petróleo de esquisto del presidente Iván Duque y la industria petrolera de Colombia, hubo un pequeño rayo de luz con el tribunal que excluyó a los pilotos de fracking de su fallo. Eso vio a la estatal Ecopetrol, de la cual Bogotá es el propietario mayoritario con el 88,5% de las acciones de la compañía , comenzó dos proyectos piloto de fracking, Kale y Platero, en la cuenca del Magdalena Medio.
Las cuencas del Magdalena Medio y los Llanos contienen las formaciones de esquisto del Cretácico depositadas en el mar que permitirán a Colombia aumentar significativamente sus escasas reservas probadas de petróleo convencional.
La EIA de EE. UU. estima que las lutitas del Cretácico La Luna y Rosablanca en la cuenca del Valle del Magdalena Medio contienen recursos recuperablesde 4.600 millones de barriles de petróleo de esquisto y 18 billones de pies cúbicos de gas de esquisto. Se cree que el esquisto de Gacheta del Cretácico en la cuenca de los Llanos posee un recurso recuperable de 600 millones de barriles de petróleo de esquisto y 2 billones de pies cúbicos de gas de esquisto.
Esas estimaciones indican que Colombia tiene recursos de esquisto recuperables por al menos 5.200 millones de barriles de petróleo y 20 billones de pies cúbicos de gas.

Si esos números resultan ser correctos, entonces la explotación de esas formaciones de esquisto cambiará las reglas del juego para la industria petrolera de Colombia, donde las escasas reservas probadas de petróleo y gas convencional pesan mucho en su futuro. Sin embargo, eso está demostrando ser cada vez más difícil de lograr en un país donde existe una oposición considerable a la introducción del fracking.
En abril de 2022, el Primer Juzgado Administrativo de Barrancabermeja suspendidola licencia ambiental del proyecto Kale y el proceso de licenciamiento de Platero.
El tribunal dictaminó que Ecopetrol no había consultado adecuadamente con las comunidades locales sobre el impacto del proyecto según los requisitos legales de Colombia. La petrolera nacional apeló el fallo, que posteriormente fue revocado por un tribunal superior del departamento de Santander a principios del mes pasado. El Tribunal Administrativo de Santanderfijado:

“Se revoca la sentencia de 21 de abril de 2022 del Primer Juzgado Administrativo de Barrancabermeja y se declara improcedente la solicitud de amparo”

Esta decisión le permite a Ecopetrol avanzar con el proyecto Kale, al que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales de Colombia le otorgó una licencia ambiental en marzo de 2022. También le permite a la compañía petrolera nacional de Colombia, junto con su socio Exxon, continuar con el desarrollo de Platero, que está en proceso de obtener los permisos ambientales requeridos. Hay expectativas de que el demandante apele la decisión de poner una nube sobre ambos pilotos de fracking.

Si bien este es un desarrollo particularmente positivo para la introducción del fracking en Colombia, que es el único medio de asegurar un futuro para la industria petrolera crucial del país, los últimos resultados electorales obstaculizarán cualquier otro desarrollo positivo.
El candidato de izquierda y senador Gustavo Petro salió victorioso de la segunda vuelta presidencial de junio de 2022 y prestará juramento como próximo presidente de Colombia el 7 de agosto de 2022.
Petro tiene la intención de terminarla dependencia de colombiaen las industrias extractivas, en particular la minería del carbón y la extracción de petróleo. Tiene la intención de hacer esto descontinuando los contratos para la exploración de petróleo mientras permite que los contratos de producción existentes continúen operando hasta que las reservas probadas caigan a niveles insostenibles y no comerciales. Una parte central de la plataforma de Petro es prohibir el fracking en Colombia.
Esto según unentrevista con cnn(español) será una de las tres primeras medidas que implementará al asumir la presidencia. Eso incluye poner fin de inmediato a los pilotos de fracking de Kale y Platero, lo que indica que, a pesar de la decisión favorable del tribunal superior, no hay futuro para ninguna de las dos operaciones.
Esto hace que cualquier inversión realizada hasta la fecha por Ecopetrol y Exxon sea inútil y desincentiva aún más la inversión extranjera en la industria petrolera de Colombia.
Logo-guia-petroleo-y-gas-avatar
Editor Guía

Fuente: OilPrice.com
Matthew Smith
Entidad: Nación
Públicidad
Banner wiki guía petróleo y gas

Suscribete a nuestro newsletter

Recibe nuestras actualizaciones de información y reportes especializados directamente a su buzón de correo.